Las úlceras venosas son heridas de la piel que habitualmente se localizan en la cara interna de la pierna y que tienden a la cronicidad, vale decir a mantenerse en el tiempo.  Se producen principalmente por el mal funcionamiento (reflujo patológico) de las venas perforantes tibiales posteriores y a veces dependen de la vena safena mayor.

Diagnóstico

Las úlceras venosas son soluciones de continuidad, heridas de la piel que se ubican normalmente en las piernas y que son de evolución larga, es decir, no aparecen repentinamente.

Habitualmente están  acompañadas de varices e hinchazón (edema)

El cuadro clínico se inicia con la aparición de manchas café claro en la cara medial de la pierna afectada.  Luego se oscurecen hasta ser negras. Habitualmente se acompaña de inflamación de la piel y eliminación de líquido. Finalmente aparece la herida en la piel (úlcera venosa), la que usualmente elimina gran cantidad de líquido y expele mal olor.

Estas heridas tienden a perdurar en el tiempo haciéndose crónicas y limitando enormemente la calidad de vida del paciente.

Tratamiento de Ulceras

Tratamiento de Ulceras

El tratamiento ha cambiado mucho en estos últimos años, quedando los métodos quirúrgicos tradicionales prácticamente en la obsolescencia, ya que requerían largas y costosas intervenciones, con extensas resecciones cutáneas, reposo prolongado en cama, curaciones y múltiples injertos en pabellón.
En la actualidad el tratamiento ha cambiado en forma impresionante. Bajo visión ecográfica se localiza la vena perforante incompetente y a través de una punción con anestesia local, se accede a esta, introduciendo un pequeño catéter para la aplicación de radiofrecuencia segmentaria una fibra óptica adecuada para el tamaño de dicha vena. Posteriormente complementamos el tratamiento de las venas tributarias de las  perforantes mediante escleroterapia con microespuma guiada por ecografía.
Los resultados son excelentes y son el producto de largos años de estudio e investigación.
Nuestro director médico el Dr. Álvaro Orrego Díaz ha sido reconocido mundialmente en el tema, realizando conferencias y presentando investigaciones en Europa, Estados Unidos y América Latina.
En el caso de padecer una úlcera venosa activa contamos con un método de trabajo multidisciplinario basado en dos pilares fundamentales.

1.- Manejo avanzado de la herida propiamente tal, para lo que contamos con gran experiencia de años y toda la gama de productos de la mayor y más nueva tecnología disponible (contamos desde tulles, alginatos, coloides, apósitos con plata, carbón activado, espumas hidrofílicas, inhibidores de metaloproteinasas, etc.)

2.- Compresión: Utilizamos los mejores sistemas de compresión y tenemos una larga experiencia en ello.
Nuestros aliados principales, los sistemas compresivos multicapas principalmente de corto estiramiento los que reducen el edema (hinchazón) y aumentan significativamente la velocidad de cierre de la úlcera.
Posteriormente al cierre de la úlcera se le aconseja al paciente el uso de una media elasticada de la mejor calidad, que cumpla su función y que sea fácilmente utilizable.
En la actualidad podemos reducir la lipodermatoesclerosis (lo oscuro de la piel), con resultados bastante satisfactorios.

WhatsApp chat