Para conocer el funcionamiento de las venas de cada paciente es necesario realizar pruebas específicas. Una de ellas es el eco doppler, que entrega información sobre el flujo de sangre de las piernas principalmente mediante un examen no invasibo y cómo de realizar para los usuarios.
Asimismo, es clave incorporar el Estudio Venoso No Invasivo (EVNI) para estudiar las arterias de brazos y piernas; con ella se puede observar si existe alguna obstrucción en el flujo de sangre que circula por estas estructuras. Con ambos exámenes es posible deternimar si existe alguna patología vascular que sea necesario tratar.